Elisa Molina

107-elisa-molina

Inicié mi camino estudiando Ciencias de la Educación, luego me incliné hacia el teatro y la música, para volcarme de lleno en la terapia psico-corporal.

A esto se suma mi proceso personal en el Método Grinberg, mi entrenamiento en Stott Pilates, mis distintas prácticas en el mundo de Osho, meditación, en constelaciones familiares y somatic experience. Todo ello conforma mi estilo y cualidad en el trabajo. Vivo el cuerpo como algo inseparable de quien yo soy, y como tal lo cuido, lo escucho y lo atiendo.

A lo largo del camino he aprendido de muchos maestros. Willian Layton, José Carlos Plaza y Jaques Leçoq en el teatro; Jesús Aladrén, en voz y meditación Zen; Marta Schinca en expresión corporal; José Luis Temes en música. Osho fue un puente entre el cuerpo y la meditación; a Veeresh debo una mirada amplia en las relaciones; Ana Martín y Patricia Peigneux me enseñaron a trabajar sobre la estructura corporal con Stott Pilates; José Luis Padilla Corral me hizo comprender la complejidad de la medicina tradicional china; Sathyarti, la ralentización en la narración de los hechos, el profundo respeto por los procesos terapéuticos corporales y la magia de las constelaciones familiares.

Actualmente mis actividades se centran en 107 Espacio Abierto, centro que dirijo y gestiono desde hace más de 10 años y donde continúo sintiendo la necesidad de seguir actualizándome y aprendiendo..

Aquí ofrezco mi experiencia de más de 25 años dedicada a acompañar procesos de bienestar y desarrollo personal desde la terapia psico-corporal. Un proceso que inicié de la mano del Método Grinberg y al que actualmente he incorporado todo mi conocimiento en otros campos, sobre todo de Somatic Experience y Meditación.

Un trabajo en el que por un lado se experimenta cómo afecta la experiencia al cuerpo y por otro se aprenden herramientas para gestionar dicha experiencia, de manera que el cuerpo restaure su equilibrio.

Disfruto mucho las clases de Pilates que propongo, buscando el pulso de cada ejercicio, según se trate de tonificar, relajar o movilizar… teniendo en cuenta siempre que fortalecer el cuerpo es también fortalecer la mente y estar más fuerte para la vida. Y que movilizar el cuerpo y flexibilizarlo es movilizar y flexibilizar la vida. Se trata de “poner a punto el cuerpo” para la vida.

Meditar es quizá la actividad más elevada que practico. Conocer el programa MBSR de Mindfulness me ha dado las claves para llevar la Meditación a la vida cotidiana. La Meditación en grupo me ayuda a meditar cada día, juntos es más fácil. El día que consigo que la mente esté tranquila es maravilloso. El silencio llega y la existencia se vuelve amable e ilimitada.

Facilita: