Masaje

Reflexología Podal

107-elisa-molina

Con Elisa Molina

Estudié CC de la Educación, luego me incliné hacia el teatro para volcarme de lleno en la terapia psico-corporal. A esto se suma mi proceso personal en el Método Grinberg, mi entrenamiento en Stott Pilates, mis distintas prácticas en meditación del mundo de Osho y Thich Nat Hanh, constelaciones familiares y somatic experience. Todo ello conforma mi estilo y cualidad en el trabajo. Vivo el cuerpo como un regalo inseparable de quien yo soy.

Calendario

De septiembre

a junio

Reserva

A diario, con cita previa

Duración 60

minutos

Precio

50€ / sesión 60 minutos
La reflexología podal es una técnica ancestral que ayuda a restablecer y cuidar la salud física, energética y emocional al presionar, movilizar y activar puntos en los pies, denominados puntos reflejos, que estimulan órganos, zonas y sistemas corporales, favoreciendo la recuperación del equilibrio biológico.

Hoy sabemos que el cuerpo tiene el poder intrínseco, de manera natural, de regularse, sanarse y recuperar su equilibrio realizando a diario importantes funciones orgánicas para mantenerse a salvo, preservando trabajosamente la salud en un esfuerzo constante de autorregulación. Los síntomas físicos, las molestias y los desarreglos son distintas maneras de comunicar que algo está desrregulado, o desajustado.

Cada uno de nuestros pies contiene más de 7.000 terminaciones nerviosas que lo conectan de manera refleja (según la reflexología podal) con todos los órganos, zonas y sistemas corporales conforme a un esquema o mapa específico.

Así, la zona refleja del dedo gordo corresponde a la cabeza, mientras que la almohadilla del pie se corresponde con los pulmones, etc… Manipulando estas zonas reflejas en los pies estimulamos órganos, zonas o sistemas.

En una sesión de reflexología movilizamos a través de diferentes técnicas y presiones, ciertas regiones del pie para equilibrar, tonificar o relajar según las necesidades de cada persona tratada. Siempre con un objetivo concreto previamente determinado, al analizar de manera personal y global lo que la persona necesita en este momento para autorregularse física, emocional, mental y energéticamente.

A través de este masaje podemos cuidar a bebés, niños, adultos y personas mayores y tratar cualquier patología presente, sea un síntoma físico, emocional o un desgaste energético. Y es altamente recomendable como sistema preventivo para mantener a salvo nuestra salud.

Qué beneficios podemos obtener

  • Relajación. Recomendado para combatir el estrés.
  • Fortalece el sistema inmune.
  • Relaja el sistema nervioso.
  • Desbloquea nudos emocionales.
  • Apoya los procesos homeostáticos corporales.
  • Favorece mecanismos de depuración.
  • Mejora la circulación sanguínea.
  • Alivia el dolor (se aprende a gestionar el dolor, ).
  • Disminuye la intensidad del síntoma.
  • Mejora la calidad del sueño.
  • Incrementa niveles de energía.

La reflexología podal es una técnica ya usada por los médicos griegos, egipcios y chinos hace más de 5.000 años por sus probados beneficios.

Otras terapias que te pueden interesar: